Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El importante papel de Zapatero en el G-20

El presidente del Gobierno español ha pasado de rogar una silla en las cumbres del G-20 a jugar un papel básico para que esta cumbre llegue a buen puerto tras las divisiones existentes entre algunos países.
El primer ministro británico, Gordon Brown, ha solicitado a Zapatero su colaboración para contribuir a acercar las posiciones sobre la regulación del sistema financiero internacional en la cumbre que los líderes mundiales del G-20 celebran en Londres, según fuentes gubernamentales.
Objetivo: buscar el consenso
La cumbre ideada para encontrar soluciones a la crisis económica y financiera global arranca después de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, advirtiera de que por ahora las reuniones preparatorias llevadas a cabo por los negociadores no han dado lugar a un compromiso satisfactorio del G-20, y agregara que la canciller alemana, Angela Merkel, comparte su punto de vista.
Según las mismas fuentes, la posición de España es cercana a la de estos países europeos, pero Zapatero considera "imprescindible" alcanzar un consenso sobre las medidas de regulación financiera para superar "la dramática" situación económica.
Zapatero y Obama
Zapatero se ha mostrado satisfecho tras su primera reunión con el presidente estadounidense, Barack Obama, con quien ha tenido ocasión de conversar durante la recepción que ofreció la Reina de Inglaterra a los líderes del G-20 en la noche del miércoles.
Zapatero calificó esta primera entrevista de muy agradable y fuentes de la delegación española señalaron que entre ellos hubo "química".
Durante la recepción celebrada en el Palacio de Buckingham y tras la cena posterior que ofreció el primer ministro británico, Gordon Brown, en su residencia de Downing Street, Zapatero tuvo también ocasión de hablar con los presidentes de Rusia, Dmitri Medvédev; Argentina, Cristina Fernández Kirchner; y Brasil, Luis Inácio Lula da Silva.