Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy apuesta por el "diálogo y la voluntad de acuerdo" en Cataluña

Rajoy y Alicia Sánchez-Camacho. Foto: EFEcuatro.com

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cree que Cataluña por su "catalanidad" es española y europea y la mayoría de ciudadanos quiere que "el entendimiento, el diálogo y la voluntad de acuerdo" sigan siendo los "principios rectores" de la vida política y social de Cataluña.

Rajoy ha indicado que la dirigente catalana, Alicia Sánchez Camacho, representa el sentir de la "inmensa mayoría" de ciudadanos de esta comunidad que viven "orgullosos" en su condición de catalanes y españoles y que se expresan "indistintamente" en catalán y en castellano, ya que, según ha dicho, Cataluña es una "tierra abierta, acogedora y solidaria" a la hora de "integrar identidades".
El presidente del Gobierno se ha pronunciado así en la presentación de la conferencia de la presidenta del PP catalán en el Fórum Nueva Economía, un acto al que han asistido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, el titular de Economía, Luis de Guindos, y la ministra de Empleo, Fátima Báñez.
El presidente del Gobierno ha afirmado que Sánchez-Camacho ofrece "la responsabilidad, la moderación y la confianza" que se necesita en un "tiempo de tantas dificultades". "Si la responsabilidad, la moderación y la confianza son siempre exigibles a un líder político, se hacen más imprescindibles cuando se trata de dejar atrás la crisis y dar pasos hacia la recuperación económica", ha enfatizado.
El jefe del Ejecutivo, que ha presentado a su candidata como "una gran política y una gran mujer", ha subrayado que en las ultimas elecciones autonómicas logró la mejor representación parlamentara que el PP ha logrado "nunca" en unas catalanas, con 18 escaños, pese a que entonces llevaba sólo dos años como presidenta del PP de Cataluña. "Hay que poner en valor una trayectoria que, pese a su juventud, le ha dado una experiencia envidiable", ha aseverado.
En este punto, ha destacado que su implicación, compromiso y trabajo "incansable" en este tiempo se ha plasmado, no sólo en unos buenos resultados electorales, sino que es también "visible" en la proyección del partido en la sociedad catalana. "Hoy con Alicia Sánchez-Camacho la voz del PP se oye más que nunca en Cataluña", ha proclamado.
Sánchez-Camacho pide recuperar el espíritu de la transición
De la misma manera, Sánchez-Camacho ha recalcado que los catalanes necesitan "certidumbre y responsabilidad" y ha asegurado que Mariano Rajoy y el Partido Popular son un "referente de la moderación, la capacidad de diálogo, de la convivencia y la pluralidad en Cataluña y el resto de España". A su entender, la actitud de Mas es una "traición al catalanismo integrador que ha contribuido a la integración de España".
Una vez más ha denunciado que Artur Mas, con "la piel de cordero", quiera "convertirse en el próximo Ibarretxe catalán". Y ha aprovechado para defender la necesidad de que se recupere ahora el "espíritu de la Transición", que, a su entender, es "hoy más necesario que nunca".