Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pujol ante el juez: “No tenía ni tengo cuentas en el extranjero”

Ya han visto la luz las primeras imágenes de Jordi Pujol durante su declaración ante el juez. El expresident dio explicaciones poco concretas durante una hora y 46 minutos  sobre la procedencia de su fortuna y sus cuentas en el extranjero. Reiteró que su padre ganó el dinero con la compraventa de dólares, que tras su fallecimiento quedó en manos de dos gestores, ambos ya fallecidos, y que nunca quiso saber nada de esa fortuna que aumentaba y aumentaba con el paso de los años. Además, Pujo afirma que no sabía en qué país estaba ese dinero.

Hasta ahora habíamos visto a Jordi Pujol y a su esposa, Marta Ferrusola, hacer el pasillo ante las puertas de los juzgados para prestar declaración ante la instructora del juzgado número 31 de Barcelona que lleva la causa por los fondos que él mismo confesó que había tenido en el extranjero durante más de 30 años y que dijo que procedía de una herencia de su padre.
Pero ahora es Jordi Pujol el que aparece sentado solo frente a la juez instructor prestando declaración en catalán y respondiendo a las preguntas.  A una de ellas contestaba asegurando que "no tenía ni tengo cuentas en el extranjero”.
Pujol afirmó ante el juez que el origen del dinero no está en operaciones de corrupción y que era para asegurar el futuro de su mujer y sus hijos.
También afirmó que nunca supo dónde estuvo el dinero que supuestamente heredó de su padre ya que conocía el origen ilícito del mismo y por eso dejó su gestión a personas de su confianza, como fue el caso de Delfi Mateu, ya fallecido.

En otro momento de su declaración reconoció también que fue en el año 1992, cuando ya fueron mayores de edad todos sus hijos, cuando el expresidente repartió la fortuna entre su familia.
La declaración de Pere Pujol
Pere Pujol Ferrusola, a quien correspondieron unos 62 millones de pesetas, también declaró ante el juez y afirmó desconocer cuál era el monto de la herencia. Desvincula a su padre de cualquier gestión de ese dinero y dice que él mismo no estuvo muy atento a los movimientos de su cuenta en Andorra.
El hijo de Pujol afirma que  tras el fallecimiento de los gestores designados por su abuelo, fue su hermano Jordi Pujol Ferrusola quien se hizo cargo de la herencia familiar.