Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los partidos emergentes buscan una separación más real entre Iglesia y Estado

Los alcaldes de los partidos emergentes juraron sus cargos de forma algo distinta a la habitual.  Tomas de posesión donde desaparecieron biblias y crucifijos. Ahora, con la llegada de las fiestas municipales es cuando los alcaldes reclaman su derecho a no participar en celebraciones religiosas. Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha anunciado que nos habrá asistencia municipal a la misa de la Mercé en las fiestas de septiembre. Lo mismo ha ocurrido en Santiago, donde el alcalde ha declinado estar presente este sábado en la iglesia, durante la Ofrenda al Apóstol. Los partidos emergentes buscan una separación más real entre Iglesia y Estado. La posición de la iglesia es la de no empezar polémicas.  Una renovación que pasa por asumir que la presencia institucional en actos religiosos debe ser libre.