Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Taxistas de toda España se manifiestan ante la CNMC por la "desregulación" del sector

Los taxis madrileños podrán llevar publicidad en el exterior del vehículo desde enero de 2014Informativos Telecinco/Agencias

Taxistas de toda España se manifiestan ante la sede de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) como denuncia por sus prácticas "para desregular y privatizar el servicio público del taxi y entregarlo a lobbies y multinacionales", según la Federación Española del Taxi (Fedetaxi), que ha convocado la manifestación. En opinión de los taxistas, estas multinacionales "pronto se convertirán en un oligopolio" que "controlará la movilidad urbana y subirá precios a su antojo" en "un mercado cautivo de sus plataformas".

Según han denunciado, la estrategia de la CNMC supone "desmantelar a favor de estas multinacionales" el servicio del transporte público de viajeros en vehículos turismo "de un modo abusivo y bajo la apariencia de economía colaborativa". En estas empresas, los trabajadores que presten servicios "lo harán en condiciones precarias y sin derechos, llevando a la evasión fiscal, la competencia desleal y la violación de las normas españolas en materia de seguridad y consumo", han advertido.
Además, consideran que el organismo regulador "acusa de monopolio a 70.000 autónomos", cuando las condiciones del servicio y tarifas del servicio del taxi "son públicas y las fijan ayuntamientos y comunidades autónomas en protección de los usuarios". "Ni existe tal monopolio ni el servicio de taxi se encuentra obsoleto, puesto que el empleo de las nuevas tecnologías en el mismo es absoluto", han explicado.
Según los profesionales del taxi, la movilidad urbana es un bien público "que no puede ni debe ser privatizado" ni entregado a "empresas que pretenden acumular a la actual sobreoferta de taxis en España flotas de más de 12.000 vehículos", algo que conlleva "un perjuicio medioambiental".
Además, consideran que estas empresas se llevarán una comisión de entre un 20% y un 25% de las retribuciones que pagarán a sus trabajadores, "obligándoles a renunciar a sus derechos y convertirse en falsos autónomos y, en definitiva, consolidar un nuevo 'sector refugio' y una nueva clase social sin garantías sociales y económicas".
"CHANTAJE PERMANENTE"
Por último, han denunciado que la actuación de la CNMC consiste en "el chantaje permanente" a los gobiernos locales, autonómicos y estatal, al impedir que se promulguen normativas que promueven la competencia y mejoran la calidad de los servicios de transporte de viajeros en turismos bajo la amenaza de recurrirlas ante los tribunales.
Además, han acusado al organismo de llevar al sector "ante una suerte de judicialización permanente que conlleva inseguridad jurídica y estrangulamiento de la inversión en el mismo, con el único fin de suplantar la legitimidad de los gobiernos legítimamente elegidos por la de los intereses de lobbies y multinacionales".
Al término de la manifestación, los taxistas harán entrega en la sede de la CNMC de un escrito en el que expondrán a su presidente, José María Marín Quemada, estos y otros aspectos del problema y solicitarán que el organismo cese en estas actuaciones y enfoque el asunto "de una manera conciliadora" de los intereses generales de ciudadanos, taxistas y usuarios.