Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas exigen en Madrid un cambio de política económica en Europa

Madridcuatro.com

Varios miles de personas han exigido hoy al Gobierno y a la Unión Europea un cambio de política económica para acabar con la "austeridad a ultranza" e impulsar la creación de empleo, en una manifestación en Madrid convocada por los sindicatos CC.OO., UGT y USO.

Esta marcha ha sido la culminación de la semana de movilizaciones convocadas por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) en todos los países bajo el lema 'Por una Europa más social y democrática. Por el empleo y la protección social'.
La protesta ha arrancado a las 12.00 horas desde la calle Atocha. Acompañados por una batucada, los manifestantes han recorrido las calles madrileñas hasta llegar a la Puerta del Sol, donde los líderes sindicales han leído un manifiesto.
Junto a la pancarta de la cabecera, con el lema 'Por una Europa más social y democrática', se han podido leer mensajes para la ministra de Empleo, Fátima Báñez, a la que los manifestantes han pedido su dimisión 'por seis millones de razones'. 'Reforma antilaboral y Ministerio del desempleo', 'El empleo de los jóvenes es un derecho no un privilegio', 'Sin pan, ¿qué paz?' o 'Robáis al obrero para dárselo al banquero' son otras de las pancartas que portaban los manifestantes.
Las exigencias de los sindicatos pasan por impulsar un programa de recuperación europeo para volver a generar empleo, poner fin a los recortes del gasto público, potenciar las inversiones, promover el diálogo social, establecer una fiscalidad más gradual y redistributiva y reforzar las redes de protección social.
El "fracaso" de las políticas de austeridad
Durante la lectura del manifiesto, han criticado las "políticas de austeridad a ultranza", cuyo "fracaso" consideran "palpable". "No sirven para arreglar ningún problema sino que agravan los que ya existen y crean otros nuevos", han afirmado.
En este sentido, han recordado que a finales de este mes tendrá lugar una nueva cumbre comunitaria que reunirá a todos los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, lo que "podría servir para dar un cambio de rumbo". "Rajoy tiene una nueva oportunidad de defender políticas en favor del crecimiento y del empleo", han señalado.
Previamente a esta movilización, los secretarios generales de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo; de UGT, Cándido Méndez, y de USO, Julio Salazar, han instado a los ciudadanos españoles a "protestar unidos" para "sacudirse el yugo de la política de recortes" que entienden está llevando a cabo la canciller alemana, Angela Merkel.
Así, Méndez ha pedido una actuación "urgente" de los dirigentes españoles para recuperar la "protección del empleo y la lucha por los trabajadores jóvenes". En esta misma línea, Toxo ha destacado la "desafección ciudadana" que predomina en España debido a las actuales políticas económicas, mientras que Salazar ha indicado que "lo que ocurre hoy en día es el resultado más perverso de las políticas europeas que han fracasado".
Por su parte, el portavoz de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo de CC.OO., Antonio Ruda, ha señalado durante la marcha que hay que reivindicar otra política que pueda favorecer el empleo "que cada vez está peor" y que el Gobierno "no es capaz de encontrar una solución".
Ruda ha pedido la dimisión del Gobierno que "está acabando con todo el Estado del bienestar, la educación y la sanidad" y ha subrayado que "lo peor que se puede hacer en estos momentos es quedarse en casa aunque algunos estén desmoralizados" y que "es importante que la gente salga a la calle y proteste porque si no se lucha no se puede conseguir nada".
Estas marchas se iniciaron el pasado 13 de junio en todos los países europeos bajo el lema 'Por una Europa más social y democrática'. Esta semana de la movilización social se ha traducido en España en más de 50 manifestaciones y concentraciones en todas las provincias.