Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enfermos terminales asesinan a políticos corruptos

Pura ficción. Una madre de tres hijos y enferma terminal del hospital público Sagrado Corazón de Barcelona asesina al ministro de Sanidad. Sucedió cuando este inauguraba las nuevas instalaciones privadas del centro sanitario. La autora del crimen, que además era una empresaria arruinada por los impagos de la Administración Pública, deja una emotiva confesión en YouTube en la que explica que lo ha hecho para dejar un futuro mejor a sus hijos y provocar un cambio en la sociedad que ponga fin a la lacra de los políticos corruptos. Como no puede ser de otra manera, el vídeo se convierte en viral. En el transcurso de 24 horas, tres políticos corruptos más son asesinados a manos de enfermos terminales, cuyas confesiones se propagan rápidamente por las redes sociales. Estos crímenes de gente desesperada por la actual crisis económica no forman parte de la realidad, sino que son el argumento del primer capítulo de La revolución de los ángeles, un impactante proyecto ideado por el periodista catalán Oriol Clavell, junto a Marc Barbena y Javier Silvestre, director de la película y autor de la novela del mismo título, respectivamente.