Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas francesas comienzan a desplegarse fuera de Bangui

Las fuerzas francesas comienzan a desplegarse fuera de BanguiInformativos Telecinco / Agencias

En la República Centroafricana los militares franceses han comenzado a dispersarse fuera de la capital para centrarse en las carreteras y en las localidades estratégicas que rodean a la ciudad, según informaron fuentes del ejército francés. Los efectivos de combate se sumaron a los 650 militares con las que ya contaba Francia en Bangui. 150 paracaidistas, 200 hombres con blindados ligeros a bordo de un buque de la Marina y tres helicópteros con un centenar de militares.

"Hemos empezado a desplegarnos fuera de Bangui. Las fuerzas francesas de Camerón han cruzado la frontera y han comenzado las misiones de reconocimiento en el este" del país, según explicó un portavoz del ejército francés Gilles Jarron. "También hemos dado comienzo a las primeras misiones desde Bangui hacia el norte del país", añadió. Jarron confirmó además que el contingente cuenta ya con el total de efectivos previstos: 1.200 militares. Mientras, continúan los enfrentamientos tanto en la capital como en Bossangoa, a unos 300 kilómetros al norte de Bangui, según testigos presenciales.

La jefa de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Bangui, Amy Martin, ha alertado de que las matanzas no se producen en las avenidas y carreteras estratégicas. "El contingente internacional está patrullando las calles más importantes. Esto ayuda a evitar los saqueos, pero las atrocidades se cometen dentro de los barrios", ha explicado. "Si pueden entrar en los barrios podríamos empezar a ver una reducción de estos crímenes. El nivel de las atrocidades y la falta de humanidad, estos asesinatos insensibles son inimaginables", ha añadido Martin.
Al menos 300 personas han muerto desde el pasado jueves en un estallido de violencia entre milicianos de Séléka, mayoritariamente musulmanes, y antiBalaka, principalmente y cristianos, según la Cruz Roja de República Centroafricana. Los guerrilleros han asaltado e incendiado casas y asesinado indiscriminadamente a hombres, mujeres y niños en una espiral de violencia y venganzas que ha provocado el pánico en la capital. El Gobierno de República Centroafricana ordenó que todas las fuerzas militares menos el contingente internacional y la Guardia Presidencial salga de las calles de Bangui. La orden fue transmitida a través de la radio pública.