Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero: "Más que brotes verdes, parece que algunos hablan de pinos enormes"

La primera pregunta en la entrevista al expresidente del Gobierno estaba clara: ¿Cree en el inicio de recuperación que anuncia el actual gobierno? José Luis Rodríguez Zapatero explicaba que hay que ser "más prudentes" a la hora de hablar de la recuperación dado que hay más factores en juego: "No está tanto en nuestras manos sino de lo que suceda en la zona euro en su conjunto", decía.

La entrevista a José Luis Rodríguez Zapatero comenzaba con su libro, ‘El dilema. 600 días de vértigo’, un texto que el expresidente del Gobierno explicaba: “Lo he escrito con toda mi voluntad para explicar lo que viví durante la durísima crisis económica”, comenzaba a decir.
Y la pregunta era obvia ¿Compartía el mensaje del actual Gobierno acerca del comienzo de la recuperación? ¿Se ha dado la vuelta a la tortilla? El expresidente pedía que se mirara lo sucedido con perspectiva y que se tenga en cuenta que no todos los factores que influyen en esta recuperación están en nuestras manos: “No está tanto en nuestras manos sino de lo que suceda en la zona euro en su conjunto, de manera muy particular de lo que Alemania y las instituciones europeas vayan determinando, de condicionantes como la evolución de la economía mundial, o conflictos como ahora el de Crimea”. Por ello, cree que a la hora de decir que la recuperación va a ser más o menos vigorosa “hay que ser más prudentes después de saber que hay más factores en juego”.
Cintora recordaba entonces la experiencia de Zapatero en la Moncloa y él explicaba las palabras de Elena Salgado acerca de los denominados "brotes verdes: “Cuando hablaba de brotes verdes, tuvimos hasta cuatro trimestres de crecimiento positivo, ahora hemos tenido uno y más que brotes verdes, parece que algunos hablan de pinos enormes plantados ya. Es un juego de comparación un poco relativo”.
Junto al presentador recordaba uno de sus lemas electorales: “Por el pleno empleo” y Cintora le preguntaba si ahora es posible volver a esto a medio o largo plazo: “Nos costará”, replicaba, “va a ser difícil por una razón evidente, podemos darle muchas vueltas a nuestra estructura económica, pero nuestra dependencia en los ciclos económicos positivos de la construcción es muy grande”.
Repasaban también otro titular, en concreto de Mariano Rajoy: “Arreglaremos la economía en dos años” y esta afirmación le llevaba a dos conclusiones: “la primera, que no era tan fácil”; y, en segundo lugar, que todo responsable político se enfrenta a una disyuntiva: “Te encuentras con un dilema y es que si no transmites un cierto optimismo es muy difícil que la gente te apoye (…) Nunca es fácil determinar si el realismo más conservador o la prudencia es más aconsejable que un cierto optimismo”.
"A Rajoy le transmito ánimos porque sé lo que es ese puesto, no se me ha olvidado"
Ya en la mesa de debate, el presentador quería saber si actualmente, José Luis Rodríguez Zapatero habla con Rajoy. Se han encontrado en algún momento, en actos públicos, y el expresidente transmitía que en todos sus encuentros tienen una relación razonable: “Siempre le transmito ánimos, porque sé lo que es ese puesto, no se me ha olvidado (…) Creo que además alguna vez le he dicho 'no estés mucho tiempo', sin segundas intenciones, porque luego comprobarás que se puede recuperar muchas cosas que en esa tarea son difíciles”. Matizaba además que siempre ha expresado su intención de que, como expresidente del Gobierno, intentará dar un mensaje de apoyo al futuro del país: “Yo tengo confianza en la recuperación económica de España”.
Zapatero: "Dicen que a veces Mariano tiene problemas para entenderse con Rajoy"
Tras ver un análisis de 'LMDC' sobre las palabras de Rajoy durante su etapa en la oposición y, más tarde, en el Gobierno, Zapatero respondía: "Dicen que a veces Mariano tiene problemas para entenderse con Rajoy, lo he leído en algún sitio, las palabras son las que son".
Zapatero, sobre Horrach y el juez Castro: "Tengo respeto por los dos"
También hablaba de las conversaciones que mantuvo con el Rey, aseguraba que era de los primeros en llamarle “tanto en los buenos como en los malos momentos” y añadía que siempre ha sido “muy cariñoso”. Ya hablando de la institución, pedía que analizáramos la historia de España: “Coincido con Montoro en que España ha hecho cosas muy importantes, lo único que añadiría desde la transición democrática. La institución y la personalidad del rey, ha representado la evolución propia de España”, decía.
En cuanto al debate público sobre lo sucedido con Iñaki Urdangarin, decía: “Tenemos un estado de derecho sólido y una justicia independiente (…) Mi experiencia me dice que la justicia en este país es independiente, de los países más independientes que hay”. El expresidente también reconocía que son procesos lentos, pero reiteraba que los jueces son celosos de su independencia.
También hablaba del juez Castro y del fiscal Horrach: “Tengo respeto por los dos. ¿Esto es posible entenderlo? Pues claro, es que los dos tienen una trayectoria muy seria ¿Por qué van a dejarse cuestionar su independencia?” “¿Usted está convencido de la inocencia de la Infanta?”, preguntaba entonces Jesús Cintora, “yo respeto lo que diga la justicia”, respondía él, “me parece que la única manera de contribuir a un estado de derecho es que quienes tenemos o hemos tenido importantes responsabilidades no nos pongamos en el papel de juez ni de fiscal”.
"Tenemos que dejar que las instituciones actúen"
En cuanto a la corrupción, aseguraba que él no va a emitir jucios. “No voy a hacer ninguna valoración, ni voy a decir qué creo que ha pasado", continuaba diciendo, "estamos en un tema muy serio, tenemos que dejar que las instituciones actúen".
Para finalizar la entrevisa, Jesús Cintora proponía al expresidente que, con una palabra, definiera a las personas que iba a nombrar y así lo hizo con Bárcenas, Rubalcaba, Rajoy o el Rey.