Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

J. A. Salguero: "Acepté el chantaje del clan Pujol para poder pagar a otros trabajadores"

Juan Antonio Salguero, un pequeño constructor catalán que declaró ante la fiscalía de Barcelona haber pagado comisiones de hasta el 20% en 18 obras realizadas para Adigsa, ha hablado en exclusiva para 'Las Mañanas de Cuatro' de cómo fue presionado por el clan Pujol para que pagase esta mordida.

"A mí me pidieron el 20% de la facturación de obra pública de la empresa Adigsa", ha asegurado el empresario Juan Antonio Salguero en 'Las Mañanas de Cuatro'.
Juan Antonio Salguero ha relatado cómo le pidieron el dinero de esta mordida: "Me adjudicaron de palabra una serie de reformas  y una vez que estaban hechas una buena parte de estas, fui a la empresa Adigsa y me dijeron que no me podían pagar porque no me conocían. Me dijeron que si quería cobrar tenía que pagar la mordida, que era un 20% más de lo que había facturado".

El empresario ha confirmado que pagó este dinero, ya que se sintió atemorizado e indefenso al no poder hacerse cargo del sueldo de otros trabajadores: "No me quedó otro remedio que pagar ante el problema de una serie de padres de familia que había hecho unos trabajos y tenían que cobrar una nómina".
Aunque este empresario aceptó el chantaje, más tarde decidió denunciar la extorsión a la que se había visto sometido. Según Juan Antonio Salcedo, el propio Artur Mas trató de pararle los pies y le mandó a su jefa de prensa para solicitarle que siguiese en silencio.
Según asegura Juan Antonio Salguero, a los dos meses de haber formalizado su denuncia le hicieron una inspección de Hacienda en la que le sancionaron con casi 200.000 euros: "Cuando les amenacé con hacer pública esta inspección, sorprendentemente desapareció".
"Antes de que saliera en prensa, yo paré el coche del presidente del Parlament y tenía que ver su cara de miedo. Tenía dos Mozos de Escuadra que estaban escuchando lo que yo estaba denunciando y me invitaron a irme. El día de antes Artur Mas me había enviado a su jefa de prensa para tratar de silenciarme. Después de que nadie me hiciera caso acudí a un programa de radio y poco después me llamaron de la fiscalía", ha relatado Juan Antonio Salguero cuando se le ha preguntado por cómo denunció esta extorsión.
"Le pagué la comisión a un hermano de Felip Puig que creo que se llamaba José María Penin", ha asegurado Salguero cuando se le ha preguntado por el testaferro al que pagó la comisión del 20%.