Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tenemos wifi, robótica, mandamos sondas a Marte… ¿y no sabemos tratar bien a un perro?

galgoscuatro.com

'En el punto de mira’ ha rescatado un problema que, pase el tiempo que pase, sigue siendo recurrente: el maltrato animal. Es incomprensible cómo un ser humano puede vejar a otro ser vivo; y mucho más cuando se trata de un animal, evolutivamente inferior (aunque a veces parezca lo contrario) y, por lo tanto, indefenso. Pero AHORA que nuestra civilización ha llegado a lugares impensables, tanto físicos como virtuales; ahora que estamos creando una nueva realidad que supera a la ficción, el hecho de que se dé un sólo caso como éste es, como diría el escritor D. Foster Wallace, una broma infinita.

En serio. Lo tenemos todo. Iphone, Ipad, Ipod, Icloud y otros tantos inventos que empiezan por I, que denotan que vivimos en la era del IOS y del Android. La NASA prepara la colonización de Marte, Japón ya trabaja con los primeros robots que se pondrán al servicio de quienes no temen a la rebelión de las máquinas y la detección del rostro como forma de pago a lo ‘Minority report’ está cada vez más cerca. Cuánto hemos progresado, ¿no? Pues, sinceramente, viendo imágenes como ésta, no lo parece. España sigue siendo pionera en abandono animal y en la necesidad de intervención de los servicios de rescate. En qué mundo eso significa ir hacia adelante.
El drama de los galgos
El programa denunció la mala situación de una de las razas que más sufren el maltrato: los galgos. Irónicamente, la posesión de este tipo de perros es un indicador de elegancia, de estilismo, de marca y status, como ocurría en la vieja Inglaterra con los caballos de Ascot. Aquí, en nuestro país, lo más corriente es que, una vez que ya no sirven para la caza (por edad o por problemas del corazón) los galgueros los traten a palos. Los abandonan, trafican con ellos, los encierran o les hacen vivir en unas condiciones absolutamente antihigiénicas, como vimos en el reportaje.
137.000 perros y gatos abandonados en España cada año
Sin embargo, los galgos no son los únicos afectados. A la espera de la publicación del informe de 2016 de la Fundación Affinity, los últimos datos de abandono animal no son nada alentadores (por no decir que asustan). Perros (104.501) y gatos (33.330) de todas las razas y colores son abandonados sin miramientos. El estudio revela que las principales causas de abandono son el comportamiento de la mascota, las camadas inesperadas, la economía y el cambio de mudanza, sin que en ningún momento se asuma la irresponsabilidad por parte de los dueños. Repito: en qué mundo esto significa ir hacia adelante.
Malas noticias
Es precisamente esa falta de responsabilidad la que hace que, a pesar de las advertencias que muchos medios hacemos al respecto, haya noticias como ésta: “Rompe la ventanilla de un coche para salvar a un perro a punto de morir de deshidratación”. Todos los años, siempre que suben las temperaturas (sea temporada estival o no) nos encontramos con casos similares; perros encerrados en los coches sometidos a unas temperaturas superiores a 50º. Insisto: ya que hemos demostrado que nuestra inteligencia no tiene fronteras, ¿tan difícil es hacerse cargo de algo tan sencillo como una mascota?...