Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres perros de caza en zulo de cinco metros y rodeados de sus propios excrementos

Estas son las deplorables condiciones en las que vivían estos tres galgos utilizados por su dueño para cazar conejos y liebres. La unidad especial de la Policía le imputó al dueño un delito de maltrato animal. No es algo extraño en la Cañada Real de Madrid y es que en un año, la Policía puede llegar a incautar más de 200 perros por estar en estas condiciones: en zulos pequeños donde solo salen para cazar y rodeados de sus propios excrementos.