Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La historia y magnetismo de la localidad zaragozana de Trasmoz siguen vivos

La localidad de Trasmoz (Zaragoza) no siguió los dictados del Monasterio de Veruela al permitir la brujería. Esto provocó que el obispo de Tarazona dictara en 1252 una sentencia de excomunión y echara una maldición a todo el pueblo. En el siglo XIX, Bécquer aún encontraría ritos paganos en Trasmoz. "Esa maldición sigue en vigor. Para la Iglesia Católica, todo el pueblo sigue afectado y no pueden entrar en el reino de los cielos", dice el catedrático de historia medieval Jose Luis Corral.