Paige Spiranac, apodada como 'la golfista más sexy del mundo' confiesa haber sufrido acoso