Domingo Zapata recuerda su gran noche neoyorkina con Alejandro Sanz