Tamara Gorro nos lleva a su rincón favorito de Valencia: la primera vez que fue acabó desnudándose