El corazón de Tokio, Shibuya: desde la estatua de Hachiko hasta el cruce más concurrido del mundo