San Petersburgo, una ciudad llena de historia de los zares rusos