Bañadores y faldas hechas con botellas de plástico: el reciclaje se reinventa en Cadaqués