Visitamos el puente más fotografiado en 2018 y nos convertidos en el foco de las cámaras por ser occidentales