Budapest: una ciudad marcada por la historia, la música clásica y un balneario inigualable