Fortaleza, un lugar en el que comer langosta por cinco euros