Los estragos de la guerra aún colean en Dubrovnik: una playa rodeada de ruinas y muchos recuerdos