El peligro de consumir drogas en las fiestas nocturnas de Bali: la condena puede ser de pena de muerte