Elvis, Darth Vader y Jack Sparrow tienen algo en común: pueden casarte en Las Vegas