Conexión rojiblanca en Francia: Lucas pone el balón y Griezmann cabecea a la escuadra