‘Todo es mentira’ explica el porqué del chiste que sentó tan mal a los sorianos