¿Por qué el madridismo se acuerda de Mou?