Lucrecia, a Crixus: “He retrasado tu muerte para así saborearla”