La policía encierra a Nieves en la cela de Lola para conseguir su confesión