Los compañeros de clase piden perdón a la víctima de bullying entre lágrimas