La versión más dura de ‘Perdidos en la tribu’