Disparado en la pierna en el tiroteo de Las Vegas, se pone en pie ante la visita de Trump