Un niño y su cachorro conquistan los corazones de los internautas con un inocente juego