Esta pequeña lo tiene claro: su padre va a comerse ‘sí o sí’ toda la comida del plato