Por muy poco la tragedia pudo ser muchísimo mayor en los incendios de Galicia