Un total de 35 provincias están en riesgo por heladas, nieve y oleaje