Un proyecto busca reproducir la formación de elementos pesados en las estrellas