La viralidad, el mayor problema de internet