Un grupo de 'hackers' leales a Al Assad se hace con el control de Facebook