Un centenar de 'indignados' pasa su segunda noche en la Facultad de Geografía de la Universidad de Barcelona