El terror de un niño de cinco años ante el castigo corporal que le espera en el colegio