La oferta a los visitantes de un zoológico privado: Meterse en la jaula de los leones