La joven de Arévalo avisó ella misma a la policía antes de morir degollada