Los vecinos de San Mamés exigen soluciones ante la dura violencia de los hinchas