Una vaca y su ternero se apoderan de la única sombrilla vacía de una playa en Cádiz