El posible trasvase del Tajo al Segura reabre 'la guerra del agua'