Balance trágico tras la crudeza del temporal que ha golpeado al Mediterráneo