Siete señales en solo 100 metros, foco del turismo en un cruce peligroso