La huelga en Ryanair dejará en tierra a más del doble de pasajeros de lo previsto